domingo, 29 de abril de 2012

Mercado eléctrico en España

Antecedentes

Hasta el año 1997 era el Gobierno el encargado de fijar las tarifas eléctricas. Ese año, durante el primer Gobierno de Aznar, se promulgó la Ley 54/1997 de 27 de noviembre del Sector Eléctrico (como transposición de la Directiva 96/92/CE de 19 de diciembre de 1996 ), que liberalizaba el mercado eléctrico en España y sigue en vigor actualmente (febrero de 2011) tras diversas modificaciones: Ley 53/2002 de 30 de diciembre, Ley 24/2005 de 18 de noviembre y la Ley 17/2007 de 4 de julio. Este marco legal ha sido además completado mediante sucesivos reales decretos, órdenes y resoluciones.

Funcionamiento

Así, se estableció un mercado de compra-venta eléctrico gestionado por OMEL -Operador del Mercado de Electricidad operadora española dentro del Mercado Ibérico de la Electricidad (MIBEL), siendo su homóloga portuguesa OMIP. Está supervisado por una comisión de representantes de los productores, distribuidores, comercializadores y consumidores cualificados. El operador del sistema (y encargado de la continuidad y suministro de energía) es Red Eléctrica Española (REE). Este mercado es denominado ”pool”.

Cada día, OMEL opera la subasta para las 24 horas del día siguiente, entrando en primer lugar aquellas energías más baratas, seguidas de los distintos sistemas de producción hasta que se cubre la demanda proyectada. En primer lugar acceden las nucleares, ya que al poseer una gran inercia térmica los parones y arranques serían muy costosos (se trata en este sentido de una fuente de energía poco flexible ). Le siguen las energías renovables por normativa legal que promueve su desarrollo. De este modo, aunque tienen asegurado un precio regulado o una prima también están obligadas a pasar por el mercado, y no marcan precio en el pool, produciendo el efecto de abaratar la subasta. Ambas fuentes energéticas, nucleares y renovables se ofrecen en el mercado a precio cero (es el modo de otorgarles prioridad). Les siguen en función de la demanda las energías más caras, el gas y el carbón. Así, la última en cubrir la demanda proyectada marca el precio marginal de la energía de ese día concreto, por lo que todas las demás fuentes son retribuidas también a este precio.

Problemas

Como se indicó anteriormente, el hecho de que la última fuente en cubrir la demanda fije el precio de todas las demás es uno de los principales problemas que se suelen identificar en el funcionamiento del pool, ya que las centrales nucleares e hidraúlicas perciben ingresos mucho más altos comparados con sus costes (por su antigüedad están ya amortizadas), encareciendo artificialmente la factura de los consumidores, habiéndose sugerido su salida del pool. Otra de las incoherencias de este funcionamiento (y que provoca el efecto opuesto de la situación anterior) es que cuando la demanda es baja y existe una gran oferta nuclear y renovable (suficiente para cubrir la baja demanda), el precio que se marca entonces es el mínimo, es decir: 0.

Por otro lado, las renovables producen un efecto desplazamiento para las centrales de carbón y gas. Estas distorsiones se han incrementado debido a la entrada de carbón subvencionado nacional a partir de 2011.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) ha señalado que parte del principio de que no se cuestiona la propia existencia del pool y su continuidad, imprescindible en el modelo de actual de liberalización de los mercados. Lo que se quiere es buscar soluciones a los problemas del pool, para que éstos no destruyan y desvirtúen el sistema.Asímismo, otros estudios han analizado la inestabilidad de precios del mercado. Esta inestabilidad del propio sistema viene acentuada por la dependendencia de la economía española respecto de las fuentes energéticas foráneas (en torno al 80% de la energía primaria), y de los precios de las energías fósiles principalmente el petróleo. Influye asimismo notablemente en los precios la hidraulicidad del año. Ademas de todo lo expuesto esta el problema del déficit tarifario que desarrollaremos en siguientes entradas.

Fuente: Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada